El Horror del Comunísmo: - 28 de Septiembre, 2012

Entender a todos aquellos que comulgan con el comunismo es ardua tarea, quizás entre ellos si no se enfrentan, circunstancia muy común, quizás se entiendan, pero para el común de los mortales es difícil.

Difícil por sus ideas delirantes en su origen por la ignorancia, analfabetismo como no podía ser de otro modo, además de demagogos, hipócritas, hedonistas y llenos de rencor, incapaces de competir, reflexionar seriamente, en definitiva de gilipollas integrales.

Todas las personas necesitan reforzar su autoestima mediante el reconocimiento social de sus logros conseguidos y eso conlleva el egoísmo del Homo sapiens, no se puede cortar las alas y actuar de forma totalitarista para que el pueblo no tenga esa distinción y todo sea para el estado, las personas somos egoístas por naturaleza y el ir en contra de ello, es ir en contra de la misma naturaleza, quizás intencionadamente para controlar a las masas y que se convierta en un solo ente.

Cometer el craso error de someter a los ciudadanos mediante la coacción para que no pudieran reunirse, organizarse, pensar y ni mucho menos crear riquezas por su cuenta, propia, esto conlleva implícitamente a que las personas se vean como lo que son, y no quieren ser, unos improductivos parásitos que esperan del estado los servicios y bienes que curiosamente este no les podía ofrecer por las limitaciones que les habían impuesto a la sociedad, entonces el ciudadano se convierte en un consumidor inútil, infeliz, insatisfecho, obligado como no podía ser de otro modo a violar las injustas reglas, normas y leyes a que era sometido mediante el robo, el mercado negro, el estraperlo y acciones que rompían las normas éticas.

Este caso es muy patente en la isla de Cuba, donde se puede pasear y ver a sus gentes que caminan sin alma, ya poco o nada les interesa y solo esperan que un turista les saque de Cuba, intentan vender sus mercancías falsas como botellas de ron y cajas de puros habanos a cualquier precio, y las mujeres son humilladas teniendo que vender su cuerpo por un paseo en coche, una cena o una camiseta, también sueñan con la posibilidad de poder embarcarse en la aventura de llegar a Miami con neumáticos de ruedas de camiones obsoletos de la antigua URSS.

El miedo ha sido un arma muy potente del comunismo, el miedo a la represión, castigos físicos y morales, a ser expulsado del trabajo, de las universidades, a ser despojado de la vivienda, tal y como ahora sucede en España, con la diferencia que a estos les llevaban al paredón de los fusilados y todo esto conlleva consigo el mentir, la simulación, la ocultación más triste, y con ello el sufrimiento que cualquier psicólogo diría de la gravedad que acostumbra vivir de este modo, lo que sucede en Cuba, la famosa doble moral, donde mienten todos, militantes, indiferentes, policías, militares, funcionarios, entonces se crea lo que se conoce como, simulan pagarnos ellos, el estado, nosotros simulamos trabajar.

Crean una sociedad de tensiones psicológicas basadas en el miedo y por supuesto en la más expresiva incongruencia e incoherencia entre lo que se cree, lo que se dice y lo que se hace, destruye la tensión natural que es la contribución que podemos hacer para mejorar la especie y también su bienestar, la urgencia y necesidad de competir.

Todos los seres humanos tienden a competir en todos los ámbitos de la convivencia, desde en un simple debate televisivo, en el cual todos desean colocarse dentro o en torno de cierta jerarquía, hasta las competiciones deportivas, en las que es obvio la búsqueda del triunfo y por supuesto que si hemos trabajado duro ya sea en un determinado gremio, especialidad, como en el deporte, queremos poder tener la oportunidad de elegir trabajar en el país que queramos, por este motivo no es raro que muchos deportistas de regímenes comunistas no vuelvan jamás a su país de origen con la pena de no poder ver mas a sus familiares, terrible tema a tratar.

En el mundo comunista, los más destacados, los más creativos no encuentran un entorno deseable y menos hospitalario para llevar a efecto sus sueños, sus proyectos diríamos que están prohibidos.

El éxito de los EE.UU. radica en las inmensas posibilidades de actuación que tienen los individuos creativos donde existen libertades individuales e instituciones que favorecen el talento.

Así como por ejemplo en la antigua Rusia o en la actual Cuba, no existen estímulos materiales de recompensa por los esfuerzos eliminando la voluntad de trabajar, el sistema prometía el éxito a largo plazo o en el futuro y nunca la satisfacción del beneficio inmediato o a corto plazo, cuando se sabe, con toda seguridad, que en las motivaciones existe una relación ente el nivel de esfuerzo y la inmediatez de la recompensa, mientras mayor sea y más próxima se encuentre, mas intenso será el esfuerzo para obtenerla.

Añadir que en España, Llamazares, uno de los políticos de Izquierda Unida, reconoce alegremente en la televisión que tiene casi 500.000 euros y pisos varios, lo razona con naturalidad, de que un rojo también puede tener dinero, si ha llevado una vida de austeridad, pero que los rojos también tiene derecho a tener dinero contante y sonante, quizás también como sus casi-homólogos sindicalistas Méndez y Tocho, dirigentes de UGT y CCOO, cuando se van a disfrutar de unas buenas mariscadas y vacaciones en el mar, en el mar porque fueron en crucero y, como no, en el mejor de los camarotes.

100 MILLONES DE ASESINATOS.



Articulos